Un documental que tod@s debemos conocer.

Por: Erick Badaracco y Debbie Mora

Editado por: Álvaro Torrelli

Cantar, tocar y componer son habilidades que pocas personas poseen. Muchos lo hacen por pasar el tiempo, otros lo hacen por subsistir. En el mundo de la música existen tantas reglas que no se limitan únicamente a las partituras, sino que se extienden hasta los juzgados.

Las reglas detrás de las notas en Artifact

Estas reglas, muchas veces escondidas detrás de las notas y sinfonías, son expuestas en el documental ​Artifact donde se documenta la travesía de la famosa banda ​Thirty Seconds to Mars al ser demandada por su discográfica EMI por 30 millones de dólares. El documental, que un inicio registraría la vida interna de la banda, se convierte en un ​thriller​ legal.

A partir de la creación y lanzamiento de este film, se han develado muchos de los detalles insospechados para el público acerca del polémico mundo del arte musical y escénico. Hoy hablaremos un poco más de esa parte oscura con la que conviven nuestros héroes de las agrupaciones musicales.

Un secreto a voces

Con su disco del 2009, la banda de rock alternativo de Los Ángeles ya alertaba a sus fans acerca del drama que estaban viviendo cuando quisieron cambiar de disquera por un tema de regalías y fueron demandados. ¿Te acuerdas el título de este disco?

Sí, era “This is war”, el disco de la discordia.

Muy posiblemente, y según su traducción al español, ésta era una declaratoria confirmada de guerra contra las compañías de la industria musical que controlan las actividades artísticas y los temas de derechos de autor.

Trato digno para los artistas

Durante el film Artifact, la banda liderada por Jared Leto lucha por un contrato justo que, además, pague honestamente a la banda por sus ventas y éxito. Sin embargo, mientras más tratan de comprender el confuso laberinto legal en el que se han metido se dan cuenta que en realidad no hay ninguna discográfica que trate a sus creadores dignamente.

Thirty Seconds to Mars ​no ha sido el único artista perjudicado por sus discográficas. Un caso reciente es el de la cantante Taylor Swift quien recién este 1 de Noviembre del 2020 puede volver a grabar su música después de una larga batalla legal entre su discográfica ​Big Machine que, supuestamente, tomó ventaja de su temprana edad haciéndole firmar un contrato que daba la propiedad de todas sus canciones a la empresa.


Si te interesa leer más respecto al tema del copyright, te recomendamos este artículo


Para concluir – y para que tú puedas sacar tus propias opiniones – te invitamos a ver el documental Artifact que explica sobre estas confrontaciones que tienen los músicos, y otros artistas, sobre su material que finalmente no les pertenece. Como dijimos antes, son solamente las disqueras las que pueden hacer y deshacer cualquier cosa con los derechos que han sido comprados.

A continuación, te dejamos el trailer para que te quedes con la pica… No! Espera, el enlace no funciona! Para variar, hay problemas de copyright. Ábrelo en YouTube por favor.

23 comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Ya había oído hablar sobre el “secreto millonario” de las disqueras, que no es nada más que el abuso del poder que ellos ejercen para abusar económicamente sobre los artistas especialmente jóvenes.
    Por el momento el caso de Kesha, es una de las artistas que se atrevió a demandar a su productor, abriendo varias interrogantes sobre la industria de la música.

  • Artifact nos presentan una perspectiva que nos hace sentir en compas con los integrantes de la banda, y conforme avanza el documental podemos evidenciar el lado oscuro de las discográficas presenciando como la demanda por parte de EMI afecta y pone en conflicto a Thirty Seconds to Mars. Por otro lado, es redundante mencionar que lo que hacen las discográficas con los artistas es un ejemplo de explotación que incluso dejando de lado el tema económico, el poder con la que se hacen acreedoras, se extiende hasta la poca libertad de creación para los artistas a causa de la imposición de limites creativos. Para de esta forma obtener en muchas ocasiones como resultado, una industria musical preocupada por fabricar productos monótonos que únicamente llenen los bolsillos de los jefes.

    Adicional a ello el hecho de las descargas ilegales, la poca confianza de los artistas hacia las discográficas y por supuesto la explotación que ejercen las mismas sobre ellos ha conseguido que la industria musical y por ende las propias discográficas vayan en declive. Es así como pudimos ver que aunque Jared Leto intentó sacar a la luz el tema queriendo ir a los juzgados, esta no era una jugada que podría haber salido a su favor. Sin embargo, claramente nos dio un indicio de lo que estaba sucediendo a través de su disco This is war, con el que supo expresar muy a su manera el secreto que estaba circulando por lo bajo.

  • Definitivamente la producción musical tiene un espectro muy amplio y complejo de entender, principalmente en el ámbito legal. El documental Artifact nos presenta el dilema que algunos artistas han atravesado debido al poder e influencia que tienen las compañías discográficas sobre los músicos y sus composiciones.

    Me llamó mucho la atención el abuso por parte de compañías como EMI que, en un principio, firman un contrato con el artista o banda y les brindan finaciamiento para poder producir su álbum -hasta ahí todo parece correcto-. Sin embargo, alrededor del 85% del total de las ventas que consiga dicho álbum le pertenece a la discográfica, pero antes de que el artista reciba cualquier ganancia a ese restante le descuentan otros gastos como: la publicidad, costos de grabación, costos de video y algunos otros que practicamente hacen que la banda o el músico en lugar de recibir su paga quede con saldo en contra (debiendo a la empresa), ya que debe pagar a la agencia por todas sus prestaciones y servicios. Cabe mencionar que esa deuda se va acumulando a medida que salgan nuevos lanzamientos y álbums.

    Esta explotación junto con otros factores como: las descargas de música ilegal, el trato injusto de las discográficas hacia los músicos, el aparecimiento de plataformas digitales como Spotify donde varios artistas independientes buscan destacar (competencia) y las pocas ventas de los discos ha ocasionado que la industria musical decaiga en gran manera.
    Pero en el peor de los casos, el único desfavorecido es el músico o la banda porque son ellos los que acumulan una deuda con la empresa y la mayor parte de sus creaciones practicamente ya no son únicamente de su propiedad, ya que al tener la firma/etiqueta de una discográfica existen varios términos y condiciones de los cuales estas compañías se pueden valer para demandar a los artistas como lo que aconteció con la banda Thirty Seconds to Mars en el documental «Artifact».

  • El documental Artifact me pareció muy interesante, pues podemos observar el abuso de poder y como los engaños puede afectar a la Banda 30 Seconds to Mars, y como la disquera EMI fuerza la confianza de estos jóvenes. Me llamo la atención la opinión de uno de los integrantes de la banda, dice que es importante “Pelear por lo que es correcto, pelear para ser libres” y de hecho eso fue lo que hicieron, jamás se rindieron por esta demanda. En estos tiempos gracias a la tecnología y modernización ya no es tan necesaria una disquera pues ya existen algunas plataformas gratuitas que se pueden subir los álbumes musicales. Lo importante aquí es la audiencia, pues de ellos dependen si están arriba o en la ruina los artistas hoy en dia. Lo importante es que la banda tomo un riesgo y crearon el álbum This is War sin contar con una disquera y este disco nos dio a conocer reservadamente los acontecimientos que estaba pasando.

  • Bajo el seudónimo de Bartholomew Cubbins (nombre del protagonista de varias historias de Dr. Seuss), Jared Leto dirige este documental que, como él mismo explica, “comenzó siendo una película sobre la realización de un álbum y se convirtió en un filme sobre el conflicto más importante y brutal de nuestras vidas”. Este documental nos encontramos, aunque sea del punto de vista del grupo y sobre todo de Jared Leto, en un tono muy personal, profundo, luchador y desafiante, va explorando con el paso de la grabación del disco This is War, un mundo complejo como es la industria discografica, y en cierta manera rebela o quiere dibujar la soledad del propio artista. Un documental SUPER INTERESANTE!

  • «Artifact» es un documental que deja al descubierto las muchas artimañas de las discográficas al trabajar con un determinado artista para la producción y promoción de su música. La banda «30 Seconds to Mars» nos relata una lamentable realidad que se vive dentro de la industria musical. Son muchas las discográficas que han hallado una forma de lucro por medio del engaño, timando a los artistas en enrevesados contratos donde rara vez las bandas pueden ganar dinero con su trabajo artístico. Personalmente, me parece indignante y repudiable que incluso en el ámbito de la música, un ámbito de libre expresión y concientización a través de armonías y letras, se encuentre inmersa la corrupción y es ahí donde estoy segura que muchos deben haber pensado ¿Hasta dónde ha llegado la ambición y el abuso de poder de la gente que trabaja en este medio para cobrar una cantidad inaudita de 30 millones de dólares a simples artistas que buscaban vivir de lo que les apasiona y compartir con el mundo su pensar y sentir a través de la música?.

  • En mi opinión me parece bueno el film, ya que nos muestra la perspectiva que viven los artistas en base a como las disqueras se apropian y privan a los artistas de ser libres en sus creaciones, en la cual se reflexiona, y como se puede ver en el documental como la banda vive momentos difíciles al ser demandados por EMI y como la misma hace que la banda pase conflictos muy complicados en sus vidas, entre ellos es el económico ya que la disquera es abusiva y como las mismas llegan a tener tanto poder sobre ellos, de tal manera se genera peligros en la industria ya que los artistas van a producir material repetitivo el cual solo satisface a sus jefes y no a los artistas que son los generadores del contenido de tal manera que solo enriquezca a los que tienen el poder. Y varios factores que a los artistas los hace sentirse preocupados y en peligro, como es la descarga ilegal del contenido en la cual las discografías no protegen ni dan el soporte a los artistas, de igual la aparición de nuevas plataformas digitales que son mas atractivas para los públicos en las cuales creadores independientes buscan tener fama, esto ha generado que las industrian musicales decaigan y que los artistas que pertenecen a disqueras se vean afectados por los abusos continuos como es el caso de EMI, esto también nos hace pensar que nuestra sociedad vive en un individualismo en la cual ganan pocos y otros son explotados y no son valorados como deberían ser.

  • Para nadie es una sorpresa el ámbito oscuro, por ponerlo de alguna manera, que envuelve a las industria no solo de la música, si no de material audiovisual en general. Siendo que las disqueras, o los que ostenten los «derechos» sobre una producción actúan de maneras prepotentes para monopolizar las mismas en orden de aumentar sus ganancias, sin tomar en cuenta si quiera a aquellos implicados en la misma; como es el caso de la banda Thirty Seconds To Mars y su problema con EMI.
    Solo queda reflexionar acerca de lo nocivo que puede llegar a ser una industria para con sus creadores, y cómo estas mismas prácticas pueden, en un futuro, impedir la realización de obras que serían geniales, pero que, por ataduras legales, sean imposibles de llevar a cabo.

  • Este documental nos da a conocer los problemas que algunos artistas han atravesado debido al poder e influencia que tienen las compañías discográficas sobre los músicos y su contenido.
    Y lo que mas me llamo la atención es la forma en la que estas compañías abusan y de alguna u otra forma llegan a explotar a estos artistas, y como pudimos ver en el documental, las discográficas reciben alrededor del 85% pero lo poco que ganan los artistas, encima mas les restan otros gastos como costos de publicidad y grabación, o la publicidad, me pareció muy interesante ver el lado oscuro de las discográficas.

  • En este documental pudimos evidencia el gran poder que tienen las disqueras sobre los artistas con los que tienen un contrato.

    La limitación de creatividad, la monotonía, el trabajo bajo presión y perder tu esencia, es perderte a ti en un mundo individualista y materialista, en donde solo el ámbito económico es lo más importante, pero no el amor que un artiste tiene a su obra, todo esto pasa el vocalista Jared Leto de la banda Thirty Seconds to Mars.

    Este artista pasó por muchos problemas, pero no podía sacar a la luz todas estas injusticias ya que, terminaría ganando la disquera, sin embargo, hizo bien e revelar toda la realidad mediante un álbum “This is War” de manera secreta, todo lo que tuvo que pasar.

    Así que podemos decir que, una disquera o bien saca lo mejor de ti o simplemente te bloquea.

  • La realidad de los artistas en la mayoría de casos es muy diferente a lo que te pinta la sociedad de roles y críticas por el éxito de la misma.
    El documental de Jared Leto plasma la batalla legal entre la discográfica y la banda 30 Seconds to Mars . Se nos muestra el actual funcionamiento de las discográficas multimillonarias y una denuncia sobre cómo se tejen las relaciones entre la industria musical y los autores.

    El documental fue reflejado hace casi 13 años y actualmente seguimos viviendo en una sociedad materialista, en la que la triste realidad, es que sobrevivimos con el pensamiento erróneo, donde importa más la producción, las ganancias y el éxito antes que las ideas o sentimientos de una persona.

  • La música es y será una pieza fundamental cuando se realiza una obra artística, porque el arte siempre se complementa con más arte, esto ha creado que cuando pensemos en una cinta cinematográfica se nos venga a la mente una canción de inmediato desde Titanic con Celine Dion – My heart will go on hasta Shrek con All Star de Smash Mouth, no obstante desde la perspectiva de consumidores solo vemos un panorama frontal, pero detrás de ello hay un artista que lo más probable es que no reciba nada por el uso de su canción, una productora explotando a músicos dándoles una paga muy baja, casi nula por su música, esto se debe a que las grandes discográficas abordan a los artistas jóvenes e inexpertos, en ese momento les ofrecen un contrato que para ese momento exacto es bueno, hasta increíble, pero a medida que crecen como artistas el contrato queda corto y lastimosamente no pueden hacer mucho. Por otro lado me quedo con una escena del documental en el cual Jared pregunta a sus aficionados si han comprado su disco this is war, y acto seguido pregunta quién lo ha descargado de forma gratuita, dándole el toque sarcástico y enfocando la problemática actual que tiene la música.

  • Este documental de “Artifact” plasma como la industria musical también se encuentra inmersa en el mundo de la corrupción; compañías discográficas apropiándose de todo el talento de sus artistas, pasando por el alto el debido merecimiento de sus obras tras establecer un contrato que con el pasar del tiempo saldría a la luz todo el juego engañoso por parte de estas discografías. No me imagino en el mundo artístico de la música y más aún para la banda de Thirty Seconds to Mars atravesar por esos momentos que claramente los perjudicó de sobremanera, ya que entregaron toda su confianza en EMI con el fin de que sus sueños sean velados por esta discografía y así vivir de los que les apasiona, disfrutar del ardúo trabajo y las horas de ensayo y por la misma razón se remunerados conscientemente. Una banda que poco a poco fue tocando el corazón de su audiencia y se ha ganado respeto y una justa reputación pero con la llegada de la demanda de 30 millones de dólares por parte de EMI esto puso en evidencia la poca empatía con el grupo porque incluso en el documental mencionaron que poco les importaba si era lo justo o no, más allá de la demanda buscaban el perjuicio moral. Sin embargo, Thirty Seconds to Mars expresó toda su inconformidad como mejor lo saben hacer, con su disco “This is war”.

  • Este documental es mu yinteresante ya que muesta el otro lado de la industria musical, como las complicaciones que puede generarse si no respetan los contratos o el marco legal de los mismos, Artifact es uno de esos casos ya que presento una batalla legal de 30 Seconds to Mars con EMI, quien respondio con una demanda por incumplimiento de contrato de $ 30 millones en su contra en 2008 por no entregar el tercero de cinco álbumes.

    Con respecto a la pridcion fue un trabajo extenso de cuatro cineastas que grabaron más de 3 mil horas de 30 Seconds to Mars mientras la banda completaba su álbum This Is War. Jared Leto declaró que la película es un artefacto literal de un tiempo específico de la banda, de su vida personal, y que estaba pasando en todo el mundo.

  • El documental nos demuestra los problemas que presentan ciertos artistas que han tenido enfrentar el poder e influencia que tienen las empresas discográficas en los músicos y su contenido.
    Lo que más atrae es el abuso que tienen las compañías, la explotación laboral y desgaste de los artistas. Esto se debe al poder económico que tienen las discográficas al recibir un porcentaje que rodea el 85% de los ingreso del tema que se lanzado, el artistas es el que se lleva un porcentaje menor de las ganancias y adicional le incluyen los gastos del costos que demanda en publicidad, grabación y otros. Es un tema interesante porque aveces se desconoce todo lo que atraviesa un artista para conseguir su primer hit o ser famoso.

  • Artifact
    Es un documental que retrata el litigio legal que tuvo la banda 30 seconds to mars con la empresa discográfica EMI, una de las más grandes del mundo, Leto y los demás integrantes fueron demandados por 30 millones de dólares, en el film se dio a conocer las distintas artimañas legales que hacen las grandes empresas en contra de los músicos, es una critica directa que favoreció a la banda ya que tuvo la acogida necesaria ganando premios y entrando a diferentes festivales. Jared, Shannon y Tomo abrieron sus vidas de esta manera se los humanizó, bajo la dirección de Bartholomew Cubbins el seudónimo que usa Leto a la hora de dirigir audiovisuales, se ve cómo decidieron enfrentar a la empresa con la que habían firmado durante 7 años, un contrato que era ilegal ya que tenia muchos compromisos y pocos beneficios. Aunque ahora los artistas son más abiertos cuando encuentran problemas en los contratos tal es el caso de Kesha y Taylor Swift, me agrada verlo desde el punto de vista del músico que lo está viviendo.
    En lo personal creo que fue un buen documental, me agradó demasiado la forma en que lo llevaron, en ningún momento lo sentí aburrido, de hecho cada uno de los detalles que se dieron fue de gran interés, los testimonios que recogieron para tener un respaldo a través de la experiencia de otros músicos le dio peso a su protesta, previo a verlo no sabia que Leto era director y la mente creativa de la banda, no solo ganaron la batalla legal, también ganaron el corazón de sus seguidores porque al verlos metidos en esta disputa legal y tener detalles exclusivos, crearon expectativa para el disco en el que decidieron trabajar llamado this is war.

  • El documental de este grupo es muy interesante, motivador, y narra la realidad de la industria musical y lo que vive un artista en ese mundo (son explotados y quizás eso no haya cambiado hasta la actualidad). Los componentes de este documental están hilvanados con imágenes reales y entrevista a personas cercanas opinando sobre el tema, eso lo hace realista, me gusta la variedad de escenarios que hace en la entrada y en el desarrollo del documental, usa pantalla fundido para dar a entender el cambio drástico, utiliza time lapse para las transacciones de tiempo, los rostros, la música, la letra para explicar lo que sucedió de manera seria y dramática. Un documental filmado en época de crisis y con bajos recursos pero que narra una historia en base a las vivencias de la industria musical.

  • El documental nos muestra el otro lado de la moneda, un lado mas crudo, realista, cruel, pisoteado y apoderado, en la cual, los cantantes, escritores, autores de sus canciones, no son dueñas de esas mientras que las disqueras son las que se llevan la gloria, los recursos, parte de la fama, los créditos, casi todo.

    En la industria del arte, comic, entre otras existe algo llamado los derechos intelectuales del auto, derechos en los cuales el autor/creador es el dueño de dicha creación/producto/IP y la compañía o editor no tiene ni9ngun derecho en adueñarse o implementarlo en las otras obras que ellos editan, comercialicen o creen (caso de Mike Carey con sus comics de The Unwritten en las cuales DC no tiene ninguna autoría sobre la IP mas solo ser el distribuidor del comic, mientras que con The Whatchmen de Alan Moore DC se adueño de la IP y actualmente todo lo de la obra lo relaciona, implementa y combina con las obras de DC al punto de ser parte fundamental de sus narrativas y cosmología (como que el pitufo azul sobrevalorado de Doctor Manhattan sea la causa del retcon de los New 52….a pesar que Alan y el artista/co-creador Dave Gibbons estén totalmente en contra, así mismo crear historia no canónicas para ellos contradictorias pero que DC aun lo hace)

    Estoy de acuerdo con los autores, es su material, ellos pueden hacer lo que quieran con ellos y que los contratos solo son ataduras que te quitan la creación que uno mesmo a creado y no puedan hacer nada al respecto, se debe de dar créditos, las disqueras son solo eso, un medio para masificación y comercialización de las IP de los autores mas no el dueño de esas IP.

  • Actualmente este es un tema del que no se habla en el área musical ya que se han conocido muchísimos casos en el cual algunos artistas reconocidos mundialmente pasa esta situación legal con las disqueras, ya que al tu ser un artista que recién quiere comenzar, avanzar y crecer mas que todo en el ámbito de cantante aquellas disqueras te hacen firma contratos en los cuales se hacen dueños de tu música lo cual no te permite tener ningún tipo de colaboración con otras empresas. Refiriéndonos al caso de la banda Thirty Seconds to Mars al ser demandada por su discográfica EMI por 30 millones de dólares, aquellos les afecto de una manera muy brusca, me impacto mucho el comentario de la banda a pelear hasta el ultimo por ganar aquella demanda y así poder realizar el álbum que hoy conocemos como This is War, ya que aquello nos da demostrar que tenemos que ser perseverantes y no por avaricia de algunas personas debemos darnos a la derrota.

  • Bajo el seudónimo de Bartholomew Cubbins (nombre del protagonista de varias historias de Dr. Seuss), Jared Leto dirige este documental que, como él mismo explica, “empieza como una película sobre el pasado, el proceso de hacer un disco y convirtiéndose en una película sobre el conflicto más importante y devastador de nuestras vidas.Nos encontramos en este documental, aunque sea desde el punto de vista del grupo y especialmente de Jared Leto, de una manera muy personal, conmovedora, luchando y cuestionando, explorando a medida que avanza el registro de Esto es Guerra, un mundo tan complejo como la industria discográfica, y en cierto modo se rebeló o quiso pintar la propia soledad del artista.

  • El documental ARTIFACT, me pareció super interesante conocer un poco más a fondo la industria de la música, el lado oscuro con el sello discográfico por decirlo así. Tal vez no todos conocen la verdadera relación de los artistas con la discografía. Lo mostrado en el documental es una realidad que han pasado muchos, de ver como literalmente están atados. La reflexión que nos deja es que se debe luchar no por avaricia sino por lo justo, lo que se merece, ser perseverante, no dejarse derrotar por más ventajas que tenga el rival, en defender tu trabajo que cuesta. La demanda que les impuso EMI por 30 millones impactó a la banda THIRTY SECONDS TO MARS, pero esto motivo que saquen su nuevo álbum “THIS IS WAR” que al día de hoy sigue siendo un éxito a nivel mundial.

  • Lo que puedo decir es que lo que le paso a Artifact no es nuevo, las discográficas han venido haciendo esto desde hace muchos años y sin importar los problemas que se pueden estar presentando entre los artistas o el artista. ay muchos artistas que se quedan callados solo por el hecho de seguir sonando, pero las demandas que otros han hecho no ha sido suficiente como para que las discográficas dejen de explotar a los artistas y sacar más que un beneficio de ellos. y quienes de verdad los han descubierto sobre el robo descarado que han hecho con ellos simplemente su carrera artística puede terminar si es que no tiene un reconocimiento sólido por los seguidores y establecido